Consejos para cuidar sus neumáticos

neumáticos con etiqueta energética

1. Revise la presión de los neumáticos y ajustarla al menos una vez al mes

De acuerdo a estudios realizados por la Administración Nacional de Seguridad Vial en accidentes relacionados con los neumáticos, la principal causa de falla de los neumáticos es la falta de inflado insuficiente.

Se puede crear una pérdida gradual de la presión a través de membranas en el propio neumático. La presión caerá aproximadamente 1 psi por mes y 1 psi por cada pérdida de 8 grados en la temperatura ambiente.

El subinflado tiene efectos inmediatos en el manejo del vehículo (así como el consumo de combustible), pero su impacto potencial en la seguridad global y la vida de los neumáticos son aún mayores. Resulta un desgaste prematuro e irregular de la rodadura en los bordes exteriores. Es por eso que es imprescindible comprobar y ajustar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes y antes de cada viaje largo (de más de 300 km).
Cada propietario debe acudir con cierta frecuencia a un taller mecánico para que se realice la inspección técnica. Si surge una necesidad de realizar un cambio de una pieza, no dude en acceder a una lista completa de repuestos para todas las marcas de coches para elegir la pieza que necesita.

2. Inspeccione los neumáticos periódicamente del desgaste anormal o daños

Para garantizar la máxima vida y la seguridad de los neumáticos, inspeccione sus neumáticos visualmente al menos una vez al mes y antes de viajes largos. Esto se hace fácilmente a la misma vez que revisa la presión.

Un desgaste excesivo o desigual, puede indicar problemas en la dirección y la desalineación. Es importante observar las grietas o protuberancias en la banda de rodadura, la fragmentación de la banda de rodamiento o cualquier indicación de despegue de la cubierta, signos de punción de clavos, tornillos, vidrio, pedazos de piedra o cualquier objeto extraño incrustado en el neumático. Si detecta alguna de estas condiciones, lleve el vehículo al taller de inmediato. En la mayoría de los casos, las perforaciones pueden ser reparadas si su tamaño no es excesivo.

En general, no se recomiendan los “tapones” externos. Las reparaciones se deben hacer desde el interior, y la inspección completa con el neumático fuera de la llanta. Si se produce la pérdida anormal de presión de los neumáticos, comprobar las válvulas de inflado, así como el propio neumático.

3. Rote los neumáticos cada 10000 kms

La rotación de los neumáticos es fundamental. En los coches de tracción delantera, la mayor parte del frenado, la dirección y las fuerzas motrices son llevadas a cabo por las ruedas delanteras, lo que inevitablemente las desgastan mucho más rápido.

Un “patrón de rotación transversal”, es decir, mover el neumático delantero izquierdo en el eje trasero derecho, el neumático delantero derecho en el eje trasero izquierdo, etc… puede equilibrar el desgaste de rodadura y maximizar la vida útil de los neumáticos. Acceda al siguiente enlace si desea ver más consejos sobre el cuidado de su batería.


Deja un comentario

Connect with Facebook