Mecánica básica – Motor de 2 tiempos (II)

motor de 2 tiempos

En el motor de combustión interna de 2 tiempos, el ciclo termodinámico completo se realiza en dos movimientos lineales del pistón (una vuelta completa de cigüeñal), a diferencia del motor de 4 tiempos, en el que el ciclo completo se realizaba en 4 movimientos lineales del pistón, es decir, dos revoluciones completas de cigüeñal.

Otra diferencia con los motores de 4 tiempos es en el tema de lubricación; en estos últimos, la lubricación se realiza a través del carter, el cual sirve como depósito de aceite; en los motores de dos tiempos, esta se realiza mediante el aceite mezclado con la gasolina, de manera que, como esta mezcla está recorre todas las partes internas del motor, lubrica todas las piezas o componentes que lo necesitan.

En el motor de dos tiempos, el pistón juega un papel muy activo en todas sus caras, la superior y la lateral, al contrario que en los motores de cuatro tiempos en los que sólo juega una parte activa la cara superior del mismo. Un pistón de motor de dos tiempos se diferencia muy bien de uno de cuatro tiempos, puesto que, el primero tiene practicadas dos ventanas (mínimo), simétricas, por debajo de la inserción del bulón en el mismo, y entre éste y la falda del pistón.

Esas ventanas son las que descubren y cierran los transfers o conductos de transferencia y que tienen la función que vamos a explicar ahora mismo. Imaginemos el pistón en movimiento ascendente hacia la culata; en ese movimiento, descubre el conducto de admisión, por el que entra mezcla fresca aire-combustible procedente del carburador y que se introduce en el carte, sellado y estanco; el pistón sigue subiendo y comprime mezcla que, al llegar al PMS (Punto Muerto Superior), se inflama debido a la chispa que salta en la bujía y se expande, provocando el movimiento lineal descendente del pistón.

Continúa…


Deja un comentario

Connect with Facebook