Conociendo las baterías (IV)

Batería Power Start

Seguimos con los aspectos a tener en cuenta con respecto a las baterías:

– La mayoría de las baterías son de 12 voltios (motos y coches) y para comprobarlas, hay que ajustar el voltímetro en la escala de 12 voltios en corriente continua (DC); una vez hecho, se toca con el terminal positivo (rojo) del voltímetro el terminal del cable positivo de la batería y con el terminal negativo (negro) del voltímetro el terminal del cable negativo de la batería. Si la batería está totalmente cargada, la lectura del voltímetro debe ser de 12,8 voltios o algo más; si la lectura es menor de 12,3 voltios, es hora de recargar la batería con un cargador de baterías apropiado. Si después de efectuar la recarga, el voltaje que indica no supera los 12 voltios, hay que ir pensando en cambiarla por una nueva.

– La sulfatación es el proceso por el que se forma sulfato de plomo sobre las placas y hace que, al cabo de cierto número de ciclos de carga y descarga, es cada vez menos reversible. Si la batería se deja descargada durante largo tiempo, la sulfatación se convierte en un proceso irreversible y la batería no vuelve a aceptar carga.

– En condiciones normales, no existe un límite al número de recargas siempre que la batería lo requiera. En este sentido, es de vital importancia el correcto funcionamiento del cargador. Es preferible uno de gama alta, si es posible automático y con compensador de temperatura, por el peligro que significan las sobrecargas. Cuando esto sucede, el ácido se evapora y las placas pueden resultar dañadas.

– Por último aunque no menos importante y es siempre algo que no tenemos en cuenta, debemos procurar elegir una batería que nos ofrezca garantía nacional y, como mínimo, europea, pues en caso de tener problemas durante un viaje, siempre será mejor tener cubierto este apartado.

Continúa…

 


Deja un comentario

Connect with Facebook