Conociendo las baterías (I)

bateria-01

La batería que incorpora cualquier vehículo, sea de dos o de cuatro ruedas, es, básicamente, un acumulador de energía, cuya función principal es proporcionar corriente al motor de arranque para poner en marcha el motor del vehículo. Como, a priori, sólo la usamos para arrancar el motor, no nos acordamos mucho de ella, en el aspecto de mantenimiento, y sólo lo hacemos cuando tiene una carga tan baja que ya no es capaz de cumplir con el cometido principal que tiene encomendado.

La acumulación de energía en la batería se realiza por medio de un proceso electro-químico que tiene lugar entre dos placas de plomo (en las baterías de plomo) y un líquido llamado electrólito, y que está formado por agua y ácido sulfúrico. La reacción química que tiene lugar genera energía eléctrica y es reversible, es decir, que si se alimenta la batería con una determinada tensión, se recombinan los elementos químicos al objeto de regenerar la carga en la batería.

Este proceso de carga y descarga origina un desgaste de las placas internas y se acelera si el nivel de electrólito desciende por debajo del mínimo, se utiliza la batería con poca carga o se realizan procesos de recarga a alta corriente (recarga acelerada).

Lo cierto es que, mantener la batería en forma es bastante sencillo. Tan sólo hay que seguir unos principios básicos y se podrá confiar en ella durante bastante tiempo, aunque, bien es cierto, que ninguna es eterna. Por lo pronto, hay que saber elegir muy bien qué batería es la más adecuada para nuestro vehículo, ya sea coche o moto. Porque, evidentemente, no es lo mismo una batería para una motocicleta de 125 cc, cuya función será el arranque del motor, el mantenimiento de luces y poco más, que una batería para una Honda GoldWing, por ejemplo, dado que la alta cilindrada del motor precisa una batería con una mayor corriente de arranque y que, debido a que la moto incorpora una gran cantidad de equipamiento, tendrá que ser de una alta capacidad (una buena cifra de Amperios hora).

Continúa…

 


Deja un comentario

Connect with Facebook