Neumáticos de invierno, ¿magia? (II)

Neumáticos de invierno_05

Y entonces, ¿dónde está el secreto de estos neumáticos tan especiales? Vayamos por partes, empezando por el compuesto. Un neumático de verano, de los de toda la vida, se diseña para trabajar a temperaturas más altas de las que suelen tener lugar entre los meses de noviembre a marzo. Eso significa que los materiales de los que está fabricado se endurecen más cuanto más baja es la temperatura en la que están trabajando y, por ello, son incapaces de adaptarse adecuadamente a la superficie del asfalto.

Debido a este pequeño inconveniente, se reduce la superficie de contacto del neumático con la carretera y, por tanto, se reduce la adherencia. En cambio, el compuesto de que están hechos los neumáticos de invierno conserva su flexibilidad incluso a baja temperatura, amoldándose perfectamente a la superficie del asfalto aunque éste se encuentre congelado.

Neumáticos de invierno_02

Asunto algo más complicado es el análisis de cómo se consigue cada compuesto de un neumático de invierno. La fórmula exacta de los componentes es un secreto celosamente guardado por los fabricantes de neumáticos aunque, según técnicos de las marcas especializadas, los ingredientes básicos son similares a los de un neumático tradicional, un 35-40 % de caucho, tanto natural como sintético, un 30 % de sílice y un 15 % de agentes suavizantes, tendiendo a usar menos caucho natural y más materiales sintéticos  en un neumático de verano.

Por otra parte se encuentra la huella del neumático, el dibujo para entendernos. En un neumático de invierno se compone de dos partes fundamentales, los tacos de goma y sus pequeños cortes transversales que los dividen en láminas. Así, de un modo sencillo, los bloques de goma contribuyen a la tracción sobre nieve y los cortes formando láminas son para el hielo. El funcionamiento es más o menos como sigue: los largos canales principales se llenan de nieve; la nieve atrapada en ellos se utiliza para traccionar sobre la nieve del suelo, ya que la nieve agarra bien sobre otra nieve.

Continúa…

 


Deja un comentario

Connect with Facebook