Cómo es que consiguen ser modelo con bajas emisiones


Con el clima que cada día empeora, los bosques acabándose por doquier, ciudades cada vez más contaminadas, los fabricantes de automóviles han buscado variantes en sus coches para lograr conseguir  reducciones significativas y bajo consumo. Desde hace años que esta iniciativa tiene nombre y apellido, por ejemplo para Seat es Ecomotive, Bluemotion de VW, BMW con Efficient dynamic o Blueefficiency de Mercedes.

Pero la pregunta aquí es ¿Qué los hace tan eficientes? ¿A qué se debe su disminución en gastos? Bueno, un comienzo interesante seria analizar por qué estos coches son más eficientes que sus homólogos convencionales. Pues como todo sistema, el motor es parte fundamental de todo este esfuerzo.

Conocimientos básicos 

Para lograr la disminución deseada se debe elegir el motor correcto, casi siempre se hablara de un propulsor turbodiésel de poca potencia, que e convierte en lo justito para mover el coche con suficiencia.

Bluemotion de VW

Un ejemplo de esto es el grupo VAG, que hace utilidad el 1.6 TDI que ronda el centenar de caballos, después de esto pasan al siguiente paso. Los detalles técnicos para reducir el consumo es lo que sigue en la agenda.

Afinando los detalles

El cambios se hace de pieza en pieza, por si solas no harán mucho, pero en el consumo global van bajando hasta que se logra un modelo de baja consumo y emisiones, circunstancia que no es tan sencilla como parece.

Finalmente, uno de los puntos en los que se rescata unas décimas al consumo es la aerodinámica, las versiones Eco de estos coches suelen llevar ciertos retoques en su carrocería, he ahí el por que de sus características.


Deja un comentario

Connect with Facebook