Revisión simple pero efectiva en un vehículo

Todo vehículo tiende a dar problemas con el trascurso del tiempo, ya sea por la forma de uso que nosotros le demos o por algún defecto ajeno a nuestra voluntad o a las condiciones del camino; en este artículo trataremos de dar ciertas pistas de donde puede estar el problema de tu vehículo y solucionarlo de manera rápida sin necesidad de acudir con un mecánico profesional que seguramente re cobrará un ojo de la cara.

En primer lugar hay manejar el postulado de que todo vehículo nos da las pautas de cómo se siente o cual es su problema; lo dificultoso es entenderle al coche ya que este no habla castellano, por ello debemos comprender el idioma de los automóviles; por ejemplo vibraciones, endurecimiento de la dirección, etc.

Ruidos y vibraciones inusuales

Bajo el mando de un conductor experimentado todo auto estará seguro; si escuchamos vibraciones anormales en la marcha es casi seguro que sea por llevar ruedas desequilibradas; este conflicto se debe a la clase de superficie que frecuentemos, debido a esta clase de inconvenientes es posible que se deterioren rápidamente el sistema de suspensión o de dirección por lo que habría que repararlo de inmediato.

Amortiguadores en buen o mal estado

Una prueba simple y efectiva para averiguar el estado de la amortiguación de un coche es; apoyar todo tu peso en cada uno de los neumáticos haciendo presión hacia abajo; unos pequeños saltos bastaran para activar el amortiguador el cual debe rebotar una sola vez, esta se repite debemos solucionar o cambiar la pieza afectada.


Deja un comentario

Connect with Facebook