Aire acondicionado, parte esencial para el relajamiento del usuario

El confort dentro de un vehículo siempre ha sido una parte importante; algunos usuarios prefieren un sistema de aire acondicionado automático y otros se inclinan por la vía manual; en efecto todos ellos se resumen a un mismo prototipo de funcionamiento; acompáñenme a lo largo de este post a averiguar el comportamiento real del un método de ambientalización interna de un coche.

Todos los sistemas de aire acondicionado utilizan cuatro partes básicas; un compresor mecánico impulsado por el motor del vehículo, una válvula de expansión y dos intercambiadores de calor; estos cuatro complementos permiten que el cliente este fresco o caliente cuando él lo necesite; ¿pero cómo funciona? Pues en el siguiente párrafo os diré.

Primera fase

En primer lugar entra en funcionamiento el motor del coche, este a través de sus revoluciones hace girar el compresor a través de una banda, éste hace circular el gas refrigerante a través del sistema de vaporización; este gas regresa nuevamente a la entrada del compresor que de inmediato lo dirige hacia la tubería del condensador; tanto el evaporizador como el condensador están instalados en la parte posterior del radiador. En este momento la presión del evaporador disminuye e incrementa la del condensador.

Segunda fase

Luego de que el refrigerante tome una presión adecuada tanto en compresor como en el evaporador se abrirá una válvula colocada en el evaporador que expulsará el líquido refrigerante a altas temperaturas; dicho liquido en contacto con el aire emanado del compresor se convierte en gas el cual ha de transitar a lo largo de las plazas para mimetizar las condiciones caloríficas en un momento dado.


Deja un comentario

Connect with Facebook