Aceites lubricantes (I)

Quien más, quien menos alguna vez ha cambiado o mandado cambiar el aceite a su vehículo, ya sea de dos o de cuatro ruedas; habrá oído entonces expresiones como “SAE 5W40“, “aceite multigrado“, “ese aceite tiene una viscosidad más alta que este otro”, etc., etc.

En esta pequeña serie de artículos vamos a intentar desentrañar los “misterios” que hay detrás de toda esta nomenclatura.

En primer lugar decir que, los aceites lubricantes para automoción, se dividen en dos grandes grupos: minerales y sintéticos. Los primeros, minerales, son extraídos del petróleo; los segundos, sintéticos, son creados en laboratorios, tomando como base diversas sustancias y componentes. También están los semi-sintéticos que, como su nombre indica, tienen características, en cuanto a su origen, de los anteriores.

Actualmente están imponiéndose los aceites sintéticos debido a que, para los motores modernos, tanto en automóviles como motocicletas, sus características son más idóneas, puesto que el tamaño de las moléculas que forman el mismo, tienen un tamaño más homogéneo y uniforme, frente a los aceites minerales.

La propiedad más importante de los aceites lubricantes es su viscosidad, que se define como la resistencia de un líquido a fluir; se mide en Poise (en el Sistema Internacional) y su valor varía inversamente proporcional con la temperatura, es decir, a mayor temperatura, menor viscosidad del fluido en cuestión, razón por la cual, su valor no tiene excesiva utilidad si no se relaciona con la temperatura a la que fue medida o comprobada.

Otro concepto a tener en cuenta en este tema es lo que se denomina lubricación hidrodinámica, y que consiste en la separación de las piezas (engranajes, ejes y cojinetes, superficies en contacto,…) por una especie de colchón de aceite que se forma hidrodinámicamente, es decir, cuando dichas piezas están en movimiento relativo.

Utilizar un aceite lubricante con la viscosidad correcta para la aplicación es de vital importancia:

– Si la viscosidad es muy baja para la aplicación dada, el desgaste de las piezas será mayor debido a que será imposible que se forme el colchón hidrodinámico del que antes hablábamos.

– Si la viscosidad es muy alta, el consumo de energía será mayor y el desgaste también lo será por falta de circulación del lubricante entre las piezas.

Continuará…


Deja un comentario

Connect with Facebook