Faros de Xenón Vs Luces de Halógeno

Anteriormente se vendían como una opción más al momento de comprar tu coche nuevo, ahora vienen como tecnología de fabrica que en la mayoría de casos se acompañan de esas llamativas luces LED (diurnas).

Los faros de xenón no suelen ser baratos debido a las innovaciones y al desarrollo que conllevan. En el mercado rondan centenares de euros, incluso los mil euros dependiendo del modelo.

A pesar de que pueden ser muy caras, no podemos pasar de ellas. Especialmente porque representan una inversión en temas de seguridad, sobre todo para los conductores que manejan en horario nocturno y que necesitan iluminación garantizada que disipe la oscuridad y que penetre en la neblina.

Es por ello que también son importantes para los conductores de grandes vehículos industriales, para quienes trabajan largas horas por la noche y por la madrugada, o para quienes recorren altas rutas.

La razón se debe a que su calidad de iluminación, extremadamente superior a las tradicionales luces de halógeno que vienen en muchos vehículos fabricados hasta el 2006 – 2008. Ofrecen un mayor campo de visión ya que alumbran a grandes distancias, y además en un ratio bastante ancho – un mayor ángulo, por lo que es más fácil ver los laterales de la autopista.

Así mismo, la intensidad también es mucho mayor y no perjudican a los otros conductores tanto como lo hacen las luces altas de halógeno.


Deja un comentario

Connect with Facebook