Cómo funciona la dirección hidráulica

La dirección hidráulica es uno de los avances más sustanciales en la industria automotriz, en parte debido a la facilidad que confiere a la relación ‘conductor – volante’.

Los modelos de antaño prescindían de está cualidad, de modo que anteriormente había que realizar una fuerza exagerada para girar el coche, o incluso peor al momento de retroceder para aparcar a baja velocidad.

¿Cómo funciona?

Con el tiempo se fue mejorando hasta implementar un sistema de dirección hidráulica que tal y como su nombre lo indica, funcionase por medio de un sistema que presuriza un fluido líquido, enviándole a través de tubos y mangueras con destino a la caja de dirección.

El sistema se activa única y exclusivamente cuando el coche está encendido, es aquí cuando unos sellos que se ubican en el interior de la caja de dirección, perciben la llegada del líquido y como respuesta impulsan unas varillas que una la caja con las ruedas.

Beneficios

Las direcciones hidráulicas aportan infinidad de beneficios en la conducción, entre ellos el más notable, la suavidad y facilidad con la que se puede controlar el volante del automóvil. Así mismo, este sistema otorga un mejor control a la hora de estacionarse, debido a que no demanda mayor esfuerzo; sin embargo, a altas velocidades requiere un mayor control del mismo.

Con el fin de contrarrestar este aspecto negativo, Ford, General Motors y otros fabricantes de automóviles han diseñado diversos sistemas de dirección que se adapten a las varias y diversas condiciones de manejo. Uno de los primeros sistemas llevó por nombre “Evo”, y consistía en la disminución del fluido que pasaba por las válvulas de escape.


Deja un comentario

Connect with Facebook