La planta secreta donde se fabrican los prototipos BMW

Siempre habíamos escuchado rumores sobre ‘plantas secretas’ donde los grandes fabricantes de automóviles daban rienda libre a su creatividad y planes de trabajo, pero nunca nada confirmado o al menos nada cerca a ser un hecho.

En el 86 BMW construyó uno de sus primeros centros dedicados a la investigación e innovación, instalaciones que crecieron rápidamente con forme avanzaba el tiempo, de modo que le ampliaron con la llegada del 2000. Lo curioso es que con la ampliación también implementaron algunos cambios, como por ejemplo un área denominada como la “Planta Cero”.

La importancia de estos centros es crucial, especialmente cuando se trata de mantener la línea de producción en secreto para que no les copien los diseños en los que tanto se ha invertido.

Partiendo de este punto es precisamente de donde nace la idea de dar forma a una de las zonas más protegidas y ‘secretas’ en las instalaciones que BMW edificó en la ciudad de Munich. Es algo así como el Área 51 pero en el sector automotriz.

El acceso a la gente se ha vedado (como sería de suponer), todo se controla mediante cámaras de seguimiento, escáneres, equipos de grabación y demás artilugios que buscan garantizar la seguridad de lo que sucede dentro.

En la Planta 0 se trabajan todos aquellos prototipos que luego serán camuflajeados para probarlos con discreción, y así evitar que los paparazzis del medio del motor capturen instantáneas que puedan adelantar la producción.

Por lo regular se emplean 2 tipos de camuflaje, el convencional que consiste en laminas de plástico atornilladas por encima de la carrocería, y el segundo a base de adhesivo con diseños psicodélicos que hacen difícil que se distingan los detalles de la carrocería, especialmente a grandes velocidades.


Deja un comentario

Connect with Facebook